VOLUNTARIOS UNIVERSITARIOS DE NACIONES UNIDAS
Qué es UNITeS
Red Lationamericana
Directorio
Proyectos
Eventos y noticias
Primera Reunión Red
Documentos
 
Ex-voluntarios

"Demostrar que la perseverancia siempre
nos lleva a lograr lo que nos proponemos"


Kerim Fahara Navarrete voluntario en Honduras

Hacer realidad el deseo de servicio a los demás, aplicar los conocimientos obtenidos en una carrera en beneficio de otros, viajar al extranjero… lo anterior corresponde a lo que Kerim Fahara Navarrete, estudiante de la Facultad de Telemática de la Universidad de Colima, ha experimentado a sus 22 años de vida al formar parte del programa Voluntarios de Naciones Unidas.

Este es su paso por la U de C, en sus propias palabras:

Durante mis años de universidad participe activamente con un grupo de compañeros en el apoyo del laboratorio de Multimedia de la facultad de Telemática, así como en el laboratorio de arquitectura de computadoras. En ese tiempo desarrollamos proyectos para el Centro de Estudios sobre la Cuenca del Pacifico, para los simposium de telemática, proyectos directos con la facultad de telemática.

Mi Tesis fue apoyada por el D. en C. Miguel García Ruiz y consistió en probar la usabilidad de páginas Web para el área de educación primaria Preste mis prácticas profesionales junto a mi compañero Lic. en Informática Jonathan Delgado Cárdenas, en gobierno del estado de Colima con el Lic. Domingo Zúñiga, desarrollando una presentación interactiva del gobierno electrónico en Colima, para su exposición en eventos de índole internacional.

Al graduarme trabaje un mes con el proyecto SIMF del seguro social, líder de implantación de proyecto en Colima, cargo al que renuncie para cumplir mi misión encomendada por Voluntarios de Naciones Unidas.

La historia de Kerim como voluntario en Honduras se inicia el año pasado, cuando cursaba el octavo semestre de su carrera; entonces tuvo la oportunidad de acercarse a la Red Latinoamericana de Voluntarios en Tecnologías de Información, de la cual la Universidad de Colima es coordinadora.

Luego de presentar su documentación, y al reunir todos los requisitos una vez graduado, Kerim participó en el programa de septiembre de 2004 hasta marzo de 2005, con las siguientes responsabilidades:

Mantener los sitios web del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Honduras, como webmaster, y desarrollar nuevos sitios para la coordinación de Naciones Unidas en Honduras.

Su labor, realizada en seis meses le abrió una puerta, acaso inesperada pero bienvenida:

Después de un trabajo fuerte de innovación en el sitio Web que existía y la creación de otras páginas Web para proyectos dentro del organismo, se vio la necesidad de que el puesto de Web master fuera permanente; se tomó la decisión de convocar a un concurso abierto para postulación al puesto… Resulté electo entre 5 candidatos más, que representaban una edad mayor a la mía y por lo tanto más experiencia curricular.

Mas el gozo de ser un voluntario no viene de lograr un puesto en una organización internacional únicamente, sino de la experiencia de vida:

La mayor satisfacción es convivir y aprender de gente muy preparada en el área de comunicación, desarrollo humano y desarrollo de proyectos; así como la satisfacción personal y para mi familia de comenzar mi carrera con el pie derecho y demostrar que la perseverancia siempre nos lleva a lograr lo que nos proponemos.

Acá me di cuenta en una actividad que para lograr cambiar una cara triste por una sonrisa sólo basta el hecho de quererlo y no es necesario invertir millones de dólares para cambiar la vida de un niño de la calle por lo menos un día. La anécdota surge así:

El cinco de diciembre es el día internacional del voluntario, por lo que se consiguieron algunos fondos que no ascendían más allá de los 1000 US, se pensó en hacer una actividad en el centro de Tegucigalpa, para todos los niños y gente que transita y además vive por las calles del centro. Se compraron globos con helio, refresco, se contactó a otras organizaciones sociales, se jugó con los niños, cuando los globos se lanzaron al aire por todos los niños y gente que participaba, se sintió una energía muy positiva al ver todas esas sonrisas de los niños de la calle, se nota que a pesar de la tristeza en sus caras existen las ganas de ser felices en sus almas; además se logró después de un concierto de niños con problemas de drogadicción, que un niño que llevaba todo el día en el evento aspirando pegamento, por voluntad propia se fuera con esta organización encargada de rehabilitar y darles hogar a niños con problemas.
Al final darse cuenta que con un poco de esfuerzo, una sonrisa siempre y atención a la problemática real que vivimos en este mundo, podemos cambiar por lo menos el destino de un niño; esto es la mejor experiencia que he podido sentir. Realmente uno se siente reconfortado después de un gran día de trabajo, al ver una sonrisa en una cara que tenía tristeza.

Esta anécdota es sólo un vistazo a toda la experiencia acumulada, que nos muestra cómo con entusiasmo y la acción grandes cosas pueden realizarse. El consejo de Kerim, para todos aquellos que tienen la inquietud de entrar al mundo del voluntariado es el siguiente:

Prepararse mucho en el área de comunicaciones para el desarrollo, el área de las Tecnologías de Información como herramienta de trabajo, perseverar y creer en lo que se proponen.

Tú joven que acabas de conocer esta vivencia, permanece pendiente de las convocatorias abiertas en este sitio web.

 
© Derechos reservados 2004, Universidad de Colima. Página desarrollada por la Dirección General de Servicios Telemáticos.
A cargo de la Coordinación General de Servicios y Tecnologías de Información y la Dirección General de Intercambio Acadmémico y Becas.
Av. Universidad #333. Colonia Las Víboras. C.P. 28040. Colima, Col., México. Tel (+52) 312 31 6 10 00.